Abogados de La Ley Limón en California

Woman investigates car trouble under the hood of her carCCA – TheLemonFirm.com responsabiliza a los fabricantes de automóviles cuando no pueden reparar su vehículo o no pueden cumplir con sus promesas de vender productos de calidad. Cuando usted compra o renta un automóvil en California, tiene el derecho legal de esperar que cumpla con los estándares de la garantía del vehículo. No obstante, miles de consumidores se percatan que sus nuevos vehículos tienen problemas frustrantes de rendimiento y seguridad que no se pueden solucionar. Si su vehículo ha estado en el taller mecánico debido a reparaciones repetidas o que no ha estado en funcionamiento durante un período de tiempo prolongado, puede que tenga un caso en sus manos. Ese es el momento de llamar a los abogados con experiencia en Ley de vehículos defectuosos (Lemon Law) de California en CCA – quienes le darán una consulta gratuita, se enfrentarán a los grandes fabricantes de automóviles por usted, y lucharán contra ellos para obtenerle una recuperación sin costo alguno. En CCA – el 100% de los honorarios y costos de nuestra firma son pagados por los fabricantes de automóviles – si no le conseguimos una recuperación, usted no paga nada.

En CCA - el 100% de los honorarios y costos de nuestra firma son pagados por los fabricantes de automóviles - si no le conseguimos una recuperación, usted no paga nada.

CCA – TheLemonFirm.com es la principal firma de abogados de consumidores de California que representa a clientes en todo el estado de California, incluyendo los condados de Los Ángeles y Orange, Riverside, San Bernardino y Ventura. Nuestro abogado fundador Michael H. Rosenstein, Esq., es uno de los abogados de defensa del consumidor más respetados del estado y ha manejado con éxito cientos de demandas de la Ley Limón. Él cuanta con un historial comprobado de éxitos en juicios y acuerdos que es insuperable. De hecho, nuestros abogados de la Ley Limón de California han representado con éxito a los consumidores contra prácticamente todos los automóviles en prácticamente todos los condados de California, dentro y fuera de la sala del tribunal.

Al convertirse en nuestro cliente, le proporcionaremos una representación legal informada y el servicio personal excepcional que se merece. Nos tomaremos el tiempo necesario para explicarle sus derechos bajo la Ley de vehículos defectuosos (Lemon Law) de California y aprovecharemos nuestro conocimiento, reputación y habilidades para ayudarle a obtener la máxima recuperación posible. Lo mejor de todo es que sus facturas legales serán pagadas por los fabricantes de automóviles, ¡y no usted!

Haciendo frente a las corporaciones multinacionales requiere de fortaleza. Sabemos cómo luchar contra los grandes fabricantes de automóviles y nos asociaremos con usted para hacer valer sus derechos legales.

¿Cómo sé si mi vehículo es un limón?

La Ley Limón de California es una de las leyes del consumidor más fuertes del país y proporciona a los consumidores poderosas protecciones legales. Si su vehículo ha estado en el taller un número irrazonable de veces por cuestiones de garantía, no es de la misma calidad que otros vehículos, o su valor, uso o seguridad han estado comprometidos debido a defectos, entonces usted es elegible para un caso limón. En California, los fabricantes deben reemplazar o recomprar los vehículos cuando ya no pueden repararlos después de un número razonable de intentos de reparación. Si el defecto no puede ser resuelto después de un número razonable de intentos, el fabricante deberá reemplazar el vehículo por uno nuevo o devolverle su dinero.

Cuando el fabricante no cumple con sus obligaciones legales de recompra o sustitución de vehículo (como suele suceder), usted puede verse obligado a pagar daños y perjuicios adicionales, denominados sanciones civiles. Los abogados expertos en la Ley limón de CCA a menudo pueden recuperan dichas penalidades – más allá de lo que nuestros clientes pagaron por sus vehículos – del fabricante del vehículo.

Las fuertes protecciones al consumidor de California establecen que los fabricantes deben cumplir las promesas que hacen en sus garantías, ya sea que usted haya comprado su vehículo nuevo o usado. Aunque el fabricante debe recibir un número “razonable” de intentos para reparar el vehículo antes de que pueda presentar una reclamo bajo la Ley Limón, el estatuto no especifica cuántos intentos de reparación son considerados razonables. Los tribunales de California han dictaminado que el número mínimo de intentos es 2.

Los abogados expertos en la Ley Limón de CCA a menudo recuperan las penas civiles - más allá de lo que nuestros clientes pagaron por sus vehículos - del fabricante del vehículo.

Además, en general, el vehículo debió haber sido presentado por uno o más defectos que lo perjudiquen sustancialmente, lo que significa que el defecto debe ser un impedimento sustancial para el uso, el valor o la seguridad del vehículo (es decir: si sólo la bombilla de la guantera no funciona, es probable que no califique. Si, por otro lado, su auto no arranca, es probable que califique). Por otro lado, si el vehículo tiene un defecto de seguridad potencialmente mortal (por ejemplo, frenos defectuosos), el fabricante sólo recibe 2 intentos para solucionar el problema en determinadas circunstancias. Usted también puede tener un caso bajo la Ley Limón si su vehículo estuvo fuera de servicio por un período de 30 días o más. Por favor, no dude en llamarnos para una consulta gratuita al (833)LEMON-FIRM y uno de nuestros especialistas determinará rápidamente si su vehículo califica o no – sin costo alguno.

New car stalled on side of road

Llámenos para una consulta gratuita al (833)LEMON-FIRM y uno de nuestros especialistas determinará rápidamente si su vehículo califica o no - sin costo alguno.

Mechanic works on car engine

Si bien la ley impone requisitos estrictos a los fabricantes, no es raro que los concesionarios y fabricantes de automóviles sin escrúpulos afirmen que el defecto fue causado por el consumidor que hizo un mal uso o abuso del vehículo, que el defecto no está cubierto por la garantía, o que de otra manera nieguen injustamente un reclamo al que tiene derecho. El concesionario también puede argumentar que no ha tenido un número razonable de intentos de reparar el vehículo. Por esta razón, es muy importante mantener registros de todos los intentos de reparación (por ejemplo, facturas de reparación). Desafortunadamente, según nuestra experiencia, los fabricantes de automóviles y los concesionarios siguen siendo a menudo negligentes con respecto a sus obligaciones en virtud de la Ley Limón de California.

Cabe señalar que, si bien los fabricantes de California tienen el “deber afirmativo” de recomprar vehículos defectuosos o no reparables -incluso sin que el consumidor lo pida-, rara vez lo hacen. En cambio, los fabricantes y sus concesionarios a menudo se limitan a que los consumidores solo pierdan su tiempo, obligándolos a traer sus vehículos una y otra vez, sin corregir nunca los problemas subyacentes. Y es justo ahí en donde entra CCA: The Lemon Firm. Nuestro equipo legal cuenta con amplia experiencia en la resolución de reclamos bajo la Ley Limón de California de forma rápida y con la máxima compensación. Nuestra reputación de tenacidad y excelencia en la defensa de la Ley Limón permite a nuestros clientes recuperar regularmente una compensación significativamente mayor que la de los consumidores que intentan resolver sus demandas por su cuenta o que contratan a otras empresas con enfoque en la ley limón.

Aunque los fabricantes de California tienen el "deber afirmativo" de recomprar vehículos defectuosos o no reparables, incluso sin que el consumidor lo pida, rara vez lo hacen.

Tipos de recuperación en un reclamo bajo la Ley Limón de California

Si usted tiene un reclamo bajo la Ley de limón viable, las fuertes protecciones legales de California le brindan una serie de soluciones legales disponibles. Tal como se le mencionó anteriormente, el fabricante deberá reemplazar su vehículo defectuoso por uno nuevo o recomprar el vehículo (deduciendo el kilometraje compensado del precio de compra). Además, el fabricante también deberá reembolsarle por los daños incidentales y consecuentes, como el costo del renta de un vehículo y otros gastos en los que haya incurrido mientras el vehículo estaba en el taller. Por último, también se le otorgarán los honorarios y costos de los abogados (gastos legales relacionados con su reclamo bajo la Ley Limón). Esto significa que usted no nos pagará ningún honorario de abogado a menos que consigamos una recuperación en su nombre. El 100% de nuestros honorarios y costos son pagados de nuestros acuerdos por los fabricantes de automóviles – usted no nos pagan nada a menos que le obtengamos una recuperación.

Además, si el fabricante violó deliberadamente las disposiciones de la Ley Limón de California (como sucede a menudo), el fabricante puede verse obligado a pagarle por daños adicionales, más allá de lo que usted pagó por su vehículo con problemas. Las estrictas leyes de California sobre el limón castigan a los fabricantes que incumplen con sus obligaciones legales obligándoles a pagar hasta dos veces la compra del vehículo al consumidor como sanción. Nuestros clientes, de hecho, a menudo recuperan daños monetarios significativamente más allá de lo que pagaron por su vehículo en problemas.

Contact en línea

  • Nombre * Required
Oficina del Sur de California

10900 Wilshire Blvd. Suite 300
Los Angeles, CA 90024

Oficina del norte de California

980 9th Street, 16th Floor
Sacramento, CA 95814