An electric vehicle at a charging station.

Vehículos eléctricos: Nuevas tecnologías, nuevos problemas

Por Brian T. Murray, Esq.

¿Reducirá las emisiones de carbono en 2020?    El próximo año, prácticamente todos los principales fabricantes de automóviles ofrecerán nuevos vehículos eléctricos e híbridos (“EV”).    Sin embargo, tome sus precauciones.   Si está pensando en comprar un vehículo eléctrico o híbrido este año, hay algunos problemas que debe tener en cuenta antes de realizar su compra. Además del adhesivo asociado con esta nueva tecnología y la ansiedad por el alcance que viene con los vehículos eléctricos, los consumidores pueden experimentar una amplia variedad de problemas que no se presentaban con los vehículos tradicionales.  

En 2019, el Tesla Model 3 fue el EV más vendido en Estados Unidos.   De hecho, el año pasado Tesla vendió más de 10 veces el número de vehículos eléctricos en los Estados Unidos que el segundo fabricante de vehículos eléctricos más vendido, General Motors.    Sin embargo, los automóviles eléctricos representan sólo el 1% del mercado automotriz del país. Ahí radica el problema, como los autos eléctricos aún no son populares, no hay muchos técnicos ni mecánicos locales especializados en su reparación. Esto lo obligaría a visitar directamente al concesionario para reparar cualquier defecto por mínimo que sea. Esto significaría altos costos por las reparaciones.     

Además, la nueva tecnología trae consigo otros problemas.    No es ningún secreto que los vehículos eléctricos han estado sujetos a una serie de problemas que pueden dañar la conducción y la seguridad del automóvil en la carretera.   Por ejemplo, una de las quejas más frecuentes sobre estos  vehículos es el consumo eléctrico impredecible. Los propietarios se han quedado sin batería a mitad de sus trayectos.    

Una de las mayores preocupaciones con la seguridad de los vehículos eléctricos proviene de las baterías grandes. Éstas generan calor sustancial, lo que puede causar incendios.   Los vehículos eléctricos requieren un servicio regular de refrigerante para garantizar que las baterías no se calienten lo suficiente como para incendiarse. Recientemente, la Administración Nacional de Seguridad del Transporte en Carreteras inició una investigación relacionada con incendios de baterías en vehículos eléctricos.    

Los propietarios de vehículos eléctricos deben asegurarse del mantenimiento adecuado de sus baterías. Las baterías de EV pueden sufrir daños por permanecer demasiado tiempo en temperaturas altas o bajas, esto implica que la batería se agote rápidamente o se cargue con demasiada frecuencia.   Los propietarios de vehículos eléctricos deben consultar los manuales del fabricante para asegurarse de que sus baterías se mantengan en las mejores condiciones. 

Por último, los vehículos eléctricos utilizan el frenado regenerativo para cargar las baterías. Los discos y las pastillas de freno se presionan juntos con fluido hidráulico higroscópico, esto significa que le gusta absorber agua del aire y corroerá su sistema de frenos a menos que lo limpie regularmente. El resultado es que los vehículos eléctricos pueden necesitar servicio de frenos con más frecuencia.     

¿Aún le interesa comprar un automóvil eléctrico en 2020?    Si es así, Ford Motor Company está desarrollando una versión eléctrica de la camioneta F-150 y un SUV crossover basado en el Mustang.    General Motors también planea lanzar un camión eléctrico, una versión cruzada del Chevrolet Bolt y un Cadillac eléctrico. Por otra parte, BMW, Mercedes-Benz y Volkswagen también planean sacar al mercado líneas de autos eléctricos.  

Si decide comprar un EV y experimenta problemas persistentes durante el período de garantía, puede estar seguro de que muchos estados, incluido California, tienen leyes estrictas que protegen al consumidor para salvaguardar sus derechos. En California, su vehículo puede ampararse bajo la Ley Limón, ya sea que funcione o sea con gas o electricidad. Si su EV no ha cumplido con las expectativas o ha pasado demasiado tiempo en reparación, lo invitamos a que nos llame para una consulta gratuita con un experto en la Ley Limón:  (833) LEMON-FIRM.   

CCA  solo presta servicios a los consumidores de todo el estado de California y a las personas que compraron sus vehículos en California.