Used vehicle at a car dealership.

¿Se aplica la Ley Lemon a los vehículos usados?

Por: Michael H. Rosenstein, Esq.

Casi todos los días, nuestra oficina recibe llamadas de consumidores que se preguntan si la Ley Limón de California se aplica a sus autos usados.  La respuesta rápida es “sí”.  La Ley Limón se aplica a los vehículos usados en muchas maneras así como en los vehículos nuevos.  Además, en el caso de vehículos usados, hay sutilezas de la ley que un abogado experto en leyes de limón puede ayudarle a comprender mejor.  Si su vehículo usado ha resultado ser un problema, lo invitamos a contactar a nuestra firma hoy para una consulta gratuita: (833) LEMON-FIRM.  

Una de las cuestiones clave para determinar si un auto usado califica bajo la Ley Limón es si el vehículo fue vendido o no con una garantía.  

Autos usados vendidos con la garantía original del fabricante

Muchos vehículos usados vendidos en todo el estado se venden con toda o parte de la garantía original del fabricante.  La mayoría de los vehículos se entregan de fábrica con una garantía “básica” o “contra parachoques”, que cubre la mayoría de los componentes del vehículo y una garantía de “tren de potencia”, que cubre el motor, la transmisión y las piezas relacionadas.  

Además, todos los vehículos en todo el estado vienen acompañados por la cobertura de garantía de los componentes de emisiones de California por 7 años o 70,000 millas. Esta garantía de emisiones es una adición a la Garantía federal de emisiones de 80,000 millas de 8 años. La garantía de emisiones de California cubre muchas más piezas de smog que la garantía de emisiones federales para 8/80.  

Si los defectos de su vehículo usado están cubiertos por una o más de las garantías anteriores, entonces la Ley Limón se aplicará a su vehículo usado de la misma manera que se aplica a un vehículo nuevo.  Para obtener más información, llámenos para una consulta gratuita.   

Autos usados vendidos sin garantía

Los compradores de vehículos también pueden comprar coches usados sin garantía o “tal cual”.  Esos vehículos se venden a menudo a precios muy bajos, suponiendo que el comprador absorba el costo de las reparaciones.  Sin embargo, pueden surgir problemas serios con el vehículo, que pueden ser más costosos que el propio vehículo. En estos casos, los concesionarios y fabricantes pueden tratar de eludir la culpa por la venta del vehículo defectuoso, diciendo que se vendió “tal cual” y, por lo tanto, el comprador no tiene ningún recurso.   

Sin embargo, para que un vehículo califique realmente para una venta “tal cual”, el concesionario deberá cumplir con estrictos requisitos de divulgación.  Un descargo de responsabilidad “tal cual” deberá ser revelado en la guía del comprador de ese vehículo. Además, la guía del comprador debe ser clara y mostrarse en el vehículo. La guía del comprador debe indicar que el vehículo se vende “tal cual” y debe incluir también que la calidad y el rendimiento del vehículo es responsabilidad exclusiva del comprador. En el documento también se debe explicar que si el vehículo presenta un solo defecto o incluso muchos defectos después de comprarlo, el comprador será responsable del costo de las reparaciones.  Si un concesionario no cumple con todos estos requisitos, entonces no puede cobijarse bajo las disposiciones “tal cual”.  

La Ley Limón de California también cubre los vehículos usados

El hecho de que su coche haya sido comprado usado no significa que usted no tenga recursos legales.  Los abogados de CCA han ayudado a innumerables propietarios de vehículos usados con sus demandas bajo la Ley Limón. Si su coche usado no ha cumplido sus expectativas, le invitamos a llamarnos hoy para una consulta gratuita con un experto en la Ley Limón: (833) LEMON-FIRM.  

CCA  solo presta servicios a los consumidores de todo el estado de California y a las personas que compraron sus vehículos en California.