Sarah C. v. Hyundai Motor America

Condado de Kern, California

Nuestra cliente, Sarah C., es una asistente dental de Bakersfield, California, cuyo Hyundai Sonata 2011 presentó muchos problemas desde el primer día.  Si bien compró el vehículo con la esperanza de que presentara años de fiabilidad, el vehículo desarrolló serios problemas de motor, problemas de electrónica, problemas de transmisión y un sinnúmero de problemas. Cuando Sarah solicitó que Hyundai recomprara su vehículo, el cliente se negó a hacer lo correcto y, en cambio, solo le ofreció aproximadamente la mitad de lo que tenía derecho a recibir.   Llevamos el caso de Sarah a juicio y un jurado en Bakersfield, California, le devolvió todo su dinero y un poco más.