automatic system in the interior of a car

Sistemas automáticos de frenado de emergencia y la Ley Limón

Por: Michael H. Rosenstein

Los abogados de CCA reciben cada vez más quejas sobre sistemas de frenado de emergencia automáticos defectuosos (“Sistemas AEB”).  Estos sistemas defectuosos se han identificado en varios modelos en diferentes marcas. Los problemas que afectan a los vehículos con esta nueva tecnología son graves y requieren una solución inmediata. Los sistemas AEB mal diseñados son responsables de una serie de accidentes y casi accidentes. Grandes fabricantes de automóviles como Toyota, Volkswagen, Honda y otros han sido víctimas de este problema.  Afortunadamente, las fuertes leyes limón de California brindan soluciones a los consumidores cuando los fabricantes de automóviles no pueden garantizar adecuadamente sus sistemas AEB. 

¿Qué es un sistema AEB?

El sistema automático de frenado de emergencia es una tecnología preventiva que tiene como objetivo reducir y proteger el vehículo de accidentes fatales. El sistema funciona escaneando el camino usando cámaras / radares para detectar la posibilidad de colisiones con otro objeto. Sin embargo, los estudios han demostrado que un AEB no es 100% efectivo en todas las situaciones; Si está diseñado correctamente, reduce en gran medida el riesgo y la gravedad del impacto.

¿Cuáles son algunos signos de un sistema AEB defectuoso?

Un AEB defectuoso podría hacer que su automóvil exhiba cualquiera de los siguientes signos:

  • Estancamiento: el automóvil se desacelera inesperadamente sin que el conductor presione los frenos y no haya obstáculos delante del automóvil. El AEB no debe estar activo si el automóvil tiene menos de 10-15 MPH, por lo que podría ocasionarse un atasco inesperado en lugares como estacionamientos o garajes debido a un AEB defectuoso.
  • Parada repentina: el automóvil se detendría abruptamente sin la influencia del conductor. Esto puede suceder cuando el sensor AEB está oscurecido o defectuoso. Si el sensor detecta un objeto justo adelante y el automóvil está por encima de cierta velocidad, lo frenará repentinamente para evitar una posible colisión. Un sensor defectuoso produciría lecturas erróneas que provocarían que el automóvil reaccionara de manera impredecible.
  • Dificultad para arrancar el vehículo – El coche podría tener problemas para arrancar. El coche se encendería y el motor arrancaría normalmente, pero volvería a apagarse después de unos segundos. Esto podría deberse a un AEB defectuoso que está apagando el automóvil esperando una colisión inminente.

A lo largo de los años, varios clientes han expresado su preocupación por los AEB defectuosos y los riesgos que conlleva. El Volkswagen Atlas 2018, en particular, tiene múltiples quejas con respecto a un AEB defectuoso. Casi todas las quejas mencionan que el automóvil frena repentina e inesperadamente. Un cliente de Volkswagen Atlas se quejó: “El coche se

detiene por sí solo mientras uno conduce, todas las luces del tablero se iluminan, y el coche arranca de nuevo como si nada hubiera pasado”.

Otra queja de un cliente decía: “El sistema de frenado automático Atlas se hizo cargo y detuvo mi coche por completo en la autopista y no pude echar gasolina para continuar hasta que aparqué el coche, lo apagué y volví a arrancar”.

Muchas de las quejas sobre el Atlas mostraron un tema común: el sistema sólo se activa cuando el coche viaja a más de 10 MPH y baja por una pendiente que se nivela. Otra queja indicó que el sensor AEB apunta directamente en paralelo a la carretera. Así, cuando el coche llega al fondo de la pendiente, lo detecta como un posible obstáculo y activa el mecanismo de frenado.

Una investigación automotriz reveló que más de 500.000 unidades de Nissan Rogue han sido equipadas con un AEB defectuoso. Nissan conoce el problema y supuestamente ha tomado medidas para mejorar la precisión del sistema de frenado. Sin embargo, las quejas generalizadas de los clientes continúan con respecto al Nissan Rogue.  De hecho, para abordar los problemas del sistema AEB, Nissan emitió una TSB relativa a la “Operación inesperada de AEB, FEB O FCW”.  Nissan también presentó una “Iniciativa de servicio al cliente” para presentar a las personas una versión mejorada del AEB existente.

¿Qué vehículos tienen un problema con su sistema AEB? 

Aquí incluimos una lista parcial de los vehículos que se sabe que tienen problemas con los sistemas AEB:

  • Volkswagen Atlas 2018
  • 2017 Nissan Rogue Hybrid / Sport
  • 2018 Nissan Rogue Hybrid / Sport
  • 2019 Nissan Rogue Hybrid/Sport
  • 2017 Honda CR-V
  • 2018 Honda CR-V

¿Qué acciones se han tomado para abordar los problemas del sistema AEB?

La NHTSA presentó una petición que hacía hincapié en la ineficiencia de las marcas de automóviles para manejar el tema con eficacia. Según la NHTSA, Nissan debió haber pedido una retirada del mercado inmediato en lugar de introducir iniciativas innecesarias. NHTSA afirma que volverá a evaluar el caso y la petición antes de abrir una investigación formal.

Además, los clientes de Nissan Rogues también han presentado demandas colectivas alegando que los sistemas AEB son defectuosos.

¿Qué puedo hacer si el sistema AEB de mi vehículo no se puede reparar?

Si su vehículo ha sido objeto de problemas no reparados del Sistema AEB, un fuerte equipo de abogados de CCA está aquí para protegerlo. En los últimos años, nuestros abogados han desarrollado una gran experiencia en el litigio de casos relacionados con sistemas de vehículos complicados, como el sistema AEB. Estamos listos para ayudarlo y asumir su caso sin cargo alguno. Si posee algún vehículo que se haya enfrentado a un estancamiento, paradas repentinas o dificultad para arrancar, no dude en contactar a nuestros expertos para una consulta gratuita en: (833) LEMON-FIRM.

CCA  solo presta servicios a los consumidores de todo el estado de California y a las personas que compraron sus vehículos en California.

Person filing a lemon claim without a car.

No Car. No Problem.

By Brian T. Murray, Esq.

Consumers in California can file a lawsuit under the Lemon Law even if they no longer own the defective vehicle. 

In these volatile economic times, there is a growing pressure to keep up with our monthly expenses despite an uncertain financial future. For most of us, our car payment is one of our largest monthly expenses, second only to our housing costs.  And, for many of us in California, keeping your car is just as essential as keeping a roof over your head. 

If you are one of the thousands of Californians struggling to keep up with your car payments, just know that there is no requirement under the law that a consumer maintain ownership or control of a defective vehicle to claim your benefits under the Song-Beverly Consumer Warranty Act, better known as California’s Lemon Law. 

This means that if you are forced to sell your car, or your car is repossessed, you can still recover the amount you paid for the vehicle (and still owe for the vehicle) if the vehicle qualifies as a “Lemon.”  

In 2011, in Martinez v. KIA Motors America, Inc. (2011) 193 Cal.App.4th 187, the California Court of Appeal addressed the issue of whether a consumer must possess or own a vehicle in order to obtain damages under the Song-Beverly Act.  In July 2002, Juanita Martinez purchased a new 2002 KIA Sedona.  In the first year, Ms. Martinez noticed an odd burning smell. She complained about the smell to the KIA dealership at least 4 times in the first 3 years of ownership, but the dealer did nothing to address the problem. 

In 2005, at 38,162 miles, Ms. Martinez was driving the KIA Sedona when it started shaking and smoking from the engine.  Ms. Martinez smelled a strong acidic odor, which she believed to be battery acid. The vehicle was towed to two different KIA dealerships, both of which denied warranty coverage, blaming the “battery” problems on Ms. Martinez. 

Unable to pay for the repairs out-of-pocket, Ms. Martinez was forced to leave the vehicle at a dealership where it was later repossessed and sold to KIA of Glendale.  KIA of Glendale determined that the car’s alternator had been overcharging and causing damage to electrical components and repaired the vehicle’s alternator under KIA’s written warranty.

In 2011, Ms. Martinez sued KIA for breach of warranty under the Song-Beverly Act.  The Superior Court of Riverside County dismissed Ms. Martinez’s case because she no longer had possession of the vehicle.  Ms. Martinez appealed.

The Court of Appeal held that consumer does not need to possess or own a vehicle to avail himself of the remedies of the Song-Beverly Act.  The court held that to impose such a requirement is contrary to the purpose of the Act which is a remedial statute designed to protect consumers. 

Therefore, based on Martinez, you are not required to hold onto a defective vehicle in order to exercise your rights under the law.   If you need to sell your car because you can’t afford to make payments or if your car is repossessed because you stopped making payments you can still recover the amount you paid for the vehicle and the amount you still owe on the loan if your vehicle qualifies as a “Lemon.” 

If you would like to discuss whether your vehicle, or former vehicle, qualifies as a “Lemon” please contact us today for a free consultation with an expert lemon law attorney: (833) LEMON-FIRM [(833) 536-6634] or www.thelemonfirm.com

Man searching for cars online through private parties.

Personas privadas, ventas en línea y la Ley Limón

Por: Sepehr Daghighian, Esq.

Hoy en día, más y más compradores de automóviles omiten los concesionarios de automóviles tradicionales y deciden buscar sus automóviles en línea.  Para muchos, comprar de personas privadas, eBay, corredores de automóviles, CarMax, Carvana, Craigslist, Car Gurus y otros recursos en línea han reemplazado la alegría tradicional de poder visitar y regatear con un concesionario local.  Sin embargo, surgen preguntas sobre la aplicabilidad de protecciones de la ley limón cuando uno compra un vehículo de una persona privada, de otro estado o de otra fuente no tradicional.

¿Hay un defecto justificable?

La primera pregunta para determinar si la protección de la Ley Limón está disponible es si los defectos del vehículo están cubiertos o no por la garantía del fabricante.  Para que se aplique la Ley Limón, el comprador debe poder demostrar un defecto justificable. La cobertura de la garantía se encuentra con mayor frecuencia ya sea bajo la garantía original del fabricante o mediante una garantía certificada de segunda mano (“CPO”).  En ausencia de cobertura de garantía, la protección de la Ley Limón es poco probable.  

¿Cuál es la Ley Limón aplicable?

Una vez que se determina la cobertura de la garantía, el siguiente paso es determinar cuál de las muchas leyes limón disponibles cubre la compra del vehículo.  Por ejemplo, la Ley Song-Beverly de California se limita a cubrir las compras realizadas en California y a minoristas. Por lo tanto, las compras de partes privadas o de minoristas fuera del estado pueden no estar cubiertas por la Ley Song-Beverly.  Mientras tanto, la Ley Limón federa, la Ley Magnusson-Moss, no presenta estas mismas limitaciones. Por lo tanto, un abogado experto en leyes limón a menudo puede encontrar cobertura, incluso cuando se compra un vehículo de una parte privada o de otro estado.  

¿Qué debe hacer a continuación?

CCA recomienda que consulte con un abogado especializado en leyes limón para determinar si los problemas de su vehículo y su compra están cubiertos por una o más de las leyes limón aplicables.  El primer paso será determinar si los defectos de su vehículo estaban cubiertos por una garantía del fabricante. A continuación, debemos determinar cuál de las leyes limón aplicables se aplica a su compra.  

Nuestros abogados expertos en la Ley limón están a su disposición para una consulta gratuita para determinar si su vehículo califica bajo la ley de limón.  Además, debido a que todos nuestros servicios son pagados por los fabricantes de automóviles, usted nunca recibirá una factura de nuestra parte por nuestro trabajo. CCA lo invita a contactarnos hoy para una consulta gratuita: (833) LEMON-FIRM. 

Arbitraje de la Ley Limón

Por: Sepehr Daghighian, Esq.

A los abogados expertos en leyes limón de CCA se les suele preguntar: “¿Debería manejar mi demanda de leyes del limón por mi cuenta en lugar de contratar a un abogado?”  Si bien el sistema de arbitraje de la Ley Limón de California reclama ciertas ventajas para los consumidores, el sistema adolece de numerosas y graves desventajas que lo hacen peligroso para el consumidor desprevenido sin preparación.  Por ejemplo, un estudio reciente de la organización sin fines de lucro Public Citizen descubrió un sesgo sorprendente contra los consumidores en el arbitraje de consumo.  En el estudio de Public Citizen de 19,000 arbitrajes de consumidores realizado por el Foro Nacional de Arbitraje, más del 94% de las decisiones fueron a favor de la corporación que los pagó y en contra del consumidor. 

El arbitraje puede ser arriesgado para quienes no están preparados y son incautos.  Por lo tanto, antes de iniciar su propia demanda de la Ley Limón contra un gigante automovilístico, le sugerimos encarecidamente que consulte con un abogado experto en la Ley Limón: (833) LEMON-FIRM.  

¿Qué es el arbitraje de la Ley Limón? 

El arbitraje, por lo general, es un proceso por el cual las partes someten su controversia a un tercero neutral para que la resuelva, en lugar de hacerlo a través del sistema judicial.  El Departamento de Asuntos del Consumidor de California ofrece un programa de arbitraje certificado para las reclamaciones de la Ley Limón bajo los auspicios del Programa Auto-Line de la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (“BBB”), el Programa de Arbitraje del Consumidor (“CAP-Motors”) y el Programa de Resolución de Disputas de California (“CDSP”).  

¿Es obligatorio el arbitraje de la Ley Limón?

Los consumidores que buscan en sus guías de garantía o en el servicio de atención al cliente de sus fabricantes de automóviles para obtener asistencia con un vehículo defectuoso a menudo son dirigidos al fabricante de automóviles a uno o más de los programas de arbitraje.  Sin embargo, el arbitraje no es obligatorio.  El hecho de que los fabricantes de automóviles recomienden encarecidamente el arbitraje le dice mucho acerca de si el arbitraje es lo mejor para usted o para los fabricantes de automóviles.  

¿Es el arbitraje más favorable para el consumidor?

Aunque nuestros abogados han litigado con éxito casos tanto en los tribunales como en el arbitraje, como la mayoría de los abogados de la Ley Limón, normalmente no recomendamos el arbitraje a nuestros clientes por varias razones.  Los fabricantes de automóviles suelen impulsar el arbitraje para los consumidores al anunciar que: (1) el consumidor no necesitará contratar un abogado; (2) el arbitraje no tiene costo alguno para el consumidor, y (3) los resultados del arbitraje sólo son vinculantes para el fabricante.  Sin embargo, en un examen minucioso, cada uno de estos supuestos beneficios parece ilusorio.  

En primer lugar, si bien es cierto que el consumidor no necesita contratar un abogado, queda la cuestión de si es una buena idea entablar un litigio contra una corporación multimillonaria sin un abogado.  Pero hágase algunas preguntas: ¿Crees que Ford, General Motors o Toyota usarán su grupo de abogados bien capacitados y bien pagados en su contra? ¿Tiene usted las décadas de formación y conocimientos técnicos que tienen los fabricantes de automóviles?    Si bien es cierto que se pueden iniciar procedimientos legales o de arbitraje sin el beneficio de un abogado, definitivamente no es una buena idea.  Lo más probable es que sea aventajado por los abogados del fabricante de automóviles, que conocen bien la ley y saben cómo inclinarla a su favor.  

Luego viene el tema del costo.  Si bien es cierto que los programas de arbitraje certificados de California no suponen ningún costo para el consumidor (porque los pagan los fabricantes de automóviles), en realidad, la mayoría de los demandantes de la Ley Limón tampoco pagan sus abogados ni los costos legales.  Los abogados de CCA, por ejemplo, han litigado cientos de casos de la Ley Limón en nombre de los consumidores de California y nunca enviaron a sus clientes una factura. Por lo tanto, el segundo beneficio prometido de los fabricantes de automóviles de ahorro de costos es igualmente ilusorio.  

Por último, los fabricantes de automóviles consideran que el arbitraje es beneficioso porque los resultados sólo son vinculantes para los fabricantes de automóviles, como si el consumidor no tuviera nada que perder al intentar el arbitraje.  Sin embargo, en la mayoría de los casos, el resultado del arbitraje es admisible en los tribunales. Por lo tanto, los fabricantes de automóviles pueden utilizar el resultado del arbitraje (que se obtuvo mientras el consumidor no estaba representado por un abogado y sí lo estaba) contra el consumidor más adelante en los procedimientos judiciales.  La promesa de los fabricantes de automóviles de que el consumidor “no tiene nada que perder” es, por lo tanto, también falsa.  

Tengo un caso limón … ¿Qué debo hacer?  

Si la tasa de éxito del 94% de las corporaciones en el estudio de la organización sin fines de lucro Public Citizen es un indicio, debe evitar el arbitraje de la Ley Limón.  Por lo general, su mejor primer paso es consultar con un abogado experto en leyes limón.   En CCA, nuestras consultas y todos nuestros servicios son gratuitos para nuestros clientes y trabajaremos con usted para determinar el mejor curso de acción a tomar.  Por lo tanto, le invitamos a que nos llame hoy para una consulta gratuita: (833) LEMON-FIRM.  

CCA  solo presta servicios a los consumidores de todo el estado de California y a las personas que compraron sus vehículos en California.

Man inside a Honda Accord, holding the steering wheel.

Common Honda Accord Problems

By Jim Martinez, PC

The Honda Accord has long been ubiquitous on California roadways. Generally held to be the premier model of one of the automotive industries more reliable manufacturers, the Accord is not without its issues – particularly electrical and engine issues in 2013-2018 models. 

Common issues within the 2013-2018 Honda Accords are related to the starter failing soon after the basic 3-year/36,000 warranty expires. The most widely reported issue with the starter manifest in intermittent “no-starts,” sometimes requiring the driver to repeatedly press the Start Engine button before the vehicle would start – if the vehicle started at all. Accord owners and lessors report a clicking noise or flickering dash lights during these no-start episodes. However, Honda authorized technicians (dealership technicians) are often unable to duplicate the no-start issues due to the defect’s unreliable nature, and as such often do not repair the issue. 

The consumer is charged for a replacement starter and the labor required to install it, costing the consumer close to $1,000 per repair if not covered under warranty or covered by the manufacturer. In other instances, the consumer may be charged for a repair diagnosis, even if the Honda trained technicians are unable to verify the consumer’s concern, in effect being charged over $100.00 and leaving in the same position as before. Still worse, even though Honda Motor America is aware of their starter issues, the problem is often misdiagnosed by dealership technicians or service advisors, who may recommend replacing the vehicle’s battery – again, often at a cost to the consumer if the vehicle is out of warranty.

Other Accord owners and lessees, particularly with the 2018 Honda Accord, have reported that the auto-braking feature engages for no apparent reason while the vehicle is in operation, sometimes for seconds at a time. 2018 Honda Accord owners have also reported excessive pulsation and shuddering in the brakes when applied at highway speeds. At the risk of stating the obvious, both of these issues pose serious safety risks for Accord drivers and their fellow motorists. Accord drivers must rely on other drivers’ quick reaction times in order to avoid collisions that the drivers themselves could not be blamed for.

Still, other issues owners and lessees of 2018 Honda Accords have reported include premature daytime light burnout and headlight failure. Repairing this problem is not as simple as merely changing a lightbulb. Rather, the repair often requires the replacement of the entire headlight unit, at a cost of over $1,000 to the consumer if the defect manifests when the vehicle is out of warranty. Moreover, drivers report subsequent headlight failures of the same headlight unit, or both, again sticking the consumer with high out-of-pocket costs, to say nothing of the inconvenience of presenting the vehicle to a Honda dealership and waiting for your vehicle to be suitable to drive once again. 

While the problems with the Honda Accord’s starter, braking, and headlight issues have since been extensively documented, the general public was unaware of the issues which plagued the vehicles at the time the vehicles were made available for sale – and for a significant period of time thereafter. However, on multiple Honda internet forums, as well as on the National Highway Traffic Safety Administration website, drivers of 2013-2018 Honda Accords lodged extensive complaints, cataloging their frustrations over these common defects. In an attempt to address customers’ widespread dissatisfaction with the starter defect, Honda issued Technical Service Bulletins (“TSB”) instructing Honda authorized technicians on myriad Band-Aid fixes that do not address the primary concern – including mere battery replacement – which in most cases only temporarily alleviate the concerns.  

Fortunately, California Consumer Attorneys can help. Our attorneys and automotive experts are well-versed in all manner of vehicle defects and would love to assist owners/lessees of 2013-2018 Honda Accords. Please call us today to learn about how CCA can assist you – at no charge: (833) LEMON-FIRM. 

Man buffing out the paint defects of a white vehicle.

Problemas de pintura y la Ley Limón

Por: Sepehr Daghighian, Esq.

Usted se encuentra en un estacionamiento de autos y el sol está brillando a todo lo que da en lo que ve el auto nuevo que ha estado viendo durante meses. ¿Qué podría ser más bonito? A pesar de que es costoso, usted decide apretar el gatillo y comprar su nuevo y brillante auto, soñando con tenerlo por muchos años. Esta es una historia muy común.  

Sin embargo, para muchos compradores de coches recientes, encuentran acabados ocultos en su nuevo coche, con serios y a menudo defectos visibles de pintura. Los propietarios de automóviles nuevos descubren, cada vez más, que la pintura de su vehículo comienza a astillarse, descascarillarse, oxidarse, perder su brillo, desvanecerse o tener algún otro tipo de falla. Afortunadamente, para los compradores de vehículos con pintura defectuosa, la Ley Limón de California los protege. Si la pintura de su nuevo auto comenzó a desvanecerse prematuramente, lo invitamos a que nos llame hoy para una consulta gratuita: (833) LEMON-LAW.  

¿Qué son los defectos de pintura en vehículos nuevos?

Se espera que el acabado de la pintura brillante de los nuevos vehículos dure años, si no décadas. De hecho, el acabado de la pintura generalmente está cubierto por la garantía del vehículo nuevo. Los vehículos también suelen incluir una “garantía contra el óxido”, que cubre fallas prematuras del acabado de los vehículos.  

Sin embargo, cada vez más, los propietarios de vehículos nuevos están descubriendo que sus vehículos con un acabado nuevo y brillante fallan prematuramente. Por ejemplo, según las investigaciones y quejas revisadas por el abogado de CCA se han encontrado astillas de pintura en:

  • Los vehículos Honda 2013-2016, incluidos el Pilot, Accord, Odyssey y otros vehículos han sufrido un desprendimiento prematuro de pintura;
  • Los vehículos Toyota 2009-2018 con Blizzard Pearl o Super White Paint han sido recientemente retirados del mercado por picaduras y fallas en los sistemas de pintura del vehículo;
  • Los vehículos Nissan 2013-2017, incluido el Rogue 2013-2015, han sufrido numerosas quejas por astillamiento y oxidación de la pintura;
  • 2013 – 2018 Ford Explorers, Mustangs y Expeditions – fueron recientemente objeto de una demanda colectiva, alegando que la pintura de los vehículos burbujearía prematuramente.  Edge, Fusion, Escape y otros modelos también han recibido quejas generalizadas sobre problemas de pintura;
  • Pintura de cristal de Mazda Red Soul: los propietarios de Mazda con pintura de cristal de Red Soul han experimentado grandes daños en sus nuevos vehículos; y
  • Chrysler Town & Country y Pacifica 2015-2017: los propietarios han experimentado un extenso burbujeo y oxidación de pintura.

Si el acabado de pintura de su vehículo falla prematuramente, le recomendamos que lo presente para que lo reparen  bajo la garantía de su nuevo vehículo. Además, lo alentamos a que se comunique con CCA para una consulta gratuita con un abogado experto en leyes limón: (833) LEMON-FIRM.  

CCA  solo presta servicios a los consumidores de todo el estado de California y a las personas que compraron sus vehículos en California.

An exotic vehicle driving on the highway.

Autos de lujo, de alta gama y carros exóticos

Por Lauren C. Martin, Esq.

Las personas que pagan lo mismo por un vehículo que por una casa, esperan recibir un automóvil seguro y confiable.

Sin embargo, a pesar de tener autos de marcas respetadas y precios estratosféricos, los propietarios encuentran problemas similares a los que presentan vehículos de menor prestigio. Afortunadamente, nuestros abogados tienen experiencia en el manejo de reclamos de la Ley Limón, relacionados con vehículos de lujo, exóticos y de alta gama, sin costo alguno para sus dueños.

Algunas de las marcas de vehículos más respetadas y caras han producido automóviles defectuosos.  Por ejemplo:

ROLLS-ROYCE:

La famosa marca británica Rolls-Royce es, de hecho, propiedad de BMW AG, la misma que fabrica los vehículos BMW y Mini.

Desafortunadamente los vehículos Rolls-Royce pueden sufrir los mismos problemas que un BMW y un Mini.   Por ejemplo, en mayo de 2019, BMW retiró los modelos BMW X1, Mini Cooper, y Rolls Royse Ghost, debido a las fallas en los cinturones de seguridad.    Tiempo después, en octubre de 2019, BMW retiró otros modelos por problemas con las cámaras traseras: Rolls Royce Phantoms, Cullinans, y varios BMW.

El Rolls-Royce Ghost 2010-2011 también se retiró del mercado, debido a problemas con su bomba de agua auxiliar, tanto en 2012 como en 2018. Según los documentos presentados ante la Administración Nacional de Seguridad del Transporte en Carreteras (“NHTSA”), “si la placa de circuito se sobrecalienta, puede aumentar el riesgo de incendio”.   El problema radica en una placa de circuito defectuosa, lo que podría causar que ésta se sobrecaliente y provoque un incendio en el motor.    Esto implicó el retiro de las series BMW 5, 6, 7, X5, X6 y Mini Cooper, todas presentaban el mismo problema.   Así mismo, no hay piezas suficientes para la reparación de estos automóviles.   De hecho, no todas las partes estaban disponibles en el momento en que se emitió el retiro.   Sin embargo, de conformidad con el retiro de BMW con NHTSA, “BMW recomienda que los propietarios estacionen su vehículo al aire libre hasta que se haya solucionado el problema”.

PORSCHE:

El fabricante de automóviles alemán con sede en Stuttgart, Porsche, ha realizado enormes mejoras en la fiabilidad de sus vehículos en las últimas décadas. Mientras que los autos deportivos Porsche de los años 80 y 90 eran conocidos por su delicadeza, hoy son más confiables. No obstante, con la ampliación de las líneas de automóviles de la marca, han surgido otros problemas que afectan a los compradores.

Los propietarios de las nuevas líneas de vehículos de Porsche, Cayman, Cayenne, Panamera y Boxster han padecido problemas graves con sus vehículos.    Por lo general, los problemas se presentan cuando la garantía venció, y el costo por la reparación es demasiado elevado.

Por ejemplo, los dueños del SUV de Porsche, el Cayenne, se han quejado de problemas persistentes con el motor, la electricidad, la transmisión y otros percances. Por su parte, los propietarios de Porsche Cayenne mencionan tener problemas cuando conducen el auto, pues éste se detiene sin razón aparente, además de perder fluidos y presentar vibraciones inusuales. Cuando estos problemas no se arreglan bajo garantía, los clientes pueden pagar cantidades exorbitantes por las reparaciones.

El gobierno ha obligado a Porsche a retirar del mercado sus productos hasta que cumplan con los estándares de seguridad. En julio de 2019, Porsche informó sobre el retiro del mercado de 99,665 sedanes Panamera y SUV Cayenne debido a que los cables que conectan el selector de marchas con la transmisión, presentaban fallas, permitiendo que la transmisión esté en una marcha diferente de lo que indica la palanca de cambios, según el Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras. Este peligro, según NHTSA, aumenta las posibilidades de que el vehículo pierda el control.

MERCEDES-BENZ AMG:

La prestigiosa línea de vehículos AMG de Mercedes-Benz también ha sido objeto de numerosos defectos, retiros y quejas. Los abogados de nuestra firma han trabajado en diversos casos relacionados con problemas de los vehículos de la marca AMG, éstos incluyen: fallas en la transmisión, problemas eléctricos e incluso incendios de vehículos. Por ejemplo, los dueños de Mercedes-Best G550 han sufrido dificultades con la transmisión, esto resulta en cambios bruscos y ruidos extraños que emanan de la transmisión del vehículo.

Mercedes-Benz también se ha visto obligado a retirar del mercado varios modelos, para solucionar los problemas con vehículos AMG. Por ejemplo, en agosto de 2017, Mercedes-Benz retiró los modelos AMG GLE43 Coupe 2016-2017 y AMG GLE43 2017 debido a que los motores se apagaban mientras los autos se encontraban en movimiento. Mercedes retiró estos vehículos en 2016 para actualizar el software de la unidad de control que se detenía sin razón aparente.    Sin embargo, a pesar de que los motores se actualizaron todavía se apagaban, por lo que el fabricante abrió una investigación.

En enero de 2018, la compañía retiró los modelos AMG, GT, AMG GT R, AMG GT C y AMG GT S, para solucionar las fallas con los cinturones de seguridad. En julio de 2019, se llevaron a cabo más retiros, que incluyeron los vehículos AMG GT, pues los ejes de transmisión presentaban problemas.

LAMBORGHINI:

Lamborghini construye algunos de los vehículos más rápidos e impactantes del mundo. Sin embargo, esta compañía, fabricante de autos deportivos de lujo, no está exenta de fallos en sus productos. Por ejemplo, en 2019, Lamborghini anunció el retiro del mercado de ciertos vehículos Aventador S Coupè y Aventador S Roadster 2017-19. La empresa anunció que el defecto involucraba el software de administración del motor utilizado para ambos vehículos, lo que, debido a un desperfecto, puede ocasionar que el motor se detenga por inercia.

También se retiraron los modelos Lamborghini Aventador que presentaban el riesgo de provocar un incendio o colisionar. Por ejemplo, en 2017, Automobili Lamborghini quitó del mercado algunos Aventador Coupé y Roadsters 2012-2017, debido a un riesgo de incendio relacionado con el sistema de control de emisiones por evaporación. Los vehículos Aventador Coupe y Roadster 2012-2017, bajo ciertas condiciones, son más propensos a incendiarse. Por ejemplo, cuando el vehículo está en movimiento y tiene el tanque lleno, esto provoca que la gasolina entre en contacto con el escape y se genere el siniestro.

FERRARI:

Ferrari, la icónica marca de autos deportivos de Maranello, Italia, como todos los demás fabricantes de automóviles, también ha retirado modelos del mercado debido a fallas en sus sistemas. Por ejemplo, en febrero de 2019, Ferrari anunció dos retiros del mercado. El primer retiro (número 67) afectó a ciertos vehículos GTC4Lusso 2017-2019 y GTC4Lusso T 2018-2019. De acuerdo con el documento de la NHTSA, Ferrari retiró estos autos porque las puertas tenían desperfectos.   La “tensión en el mecanismo de bloqueo de la puerta puede hacer que ésta no se abra con la manija externa”.   El segundo retiro (número 69) afectó a una gama más amplia de vehículos Ferrari. Según la NHTSA, los separadores de vapor de combustible de ciertos vehículos LaFerrari Aperta 2017, 2018-2019 488 GTB, GTC4Lusso T, GTC4Lusso, 488 Spider, 812 Superfast y 2019 488 Pista podrían agrietarse, lo que ocasionaría una fuga de combustible que aumentaría el riesgo de incendio en estos vehículos.

Además, en diciembre de 2018 se informó que un jurado en Arkansas otorgó un fallo de $ 5.8 millones contra un concesionario por fraude, en relación con la compra de un Ferrari F430 de $ 90,000, adquirido en 2016. Según los documentos de la corte, poco después de la compra, el demandante comenzó a oler el gas y luego descubrió problemas no revelados, como una bomba de combustible con fugas, problemas de suspensión y un escape agrietado.    El jurado determinó que el concesionario había cometido fraude porque había recibido un aviso previo de los problemas antes de vender el vehículo y no los reveló. Aunque el caso de Arkansas involucraba a un concesionario y no al fabricante, el veredicto del jurado demuestra que los vehículos de lujo también pueden ser objeto de litigios de acuerdo con la Ley Limón.    

MCLAREN:

McLaren es conocido por fabricar autos de buen rendimiento y de buena apariencia. Los magníficos vehículos de Surrey, Inglaterra, conjugan un rendimiento excelente con un aspecto deslumbrante. Sin embargo, a pesar de su precio de seis cifras, los vehículos McLaren no han estado exentos de problemas. De hecho, las personas que poseen un auto de esta marca se han quejado ampliamente por los problemas de confiabilidad que afectan a sus vehículos. Además, se han incendiado, esto ha significado su destrucción total.      

BENTLEY:

Los automóviles Bentley son sinónimo de lujo y prestigio.   Esta empresa se fundó en 1919 por WO Bentley y desde entonces ha producido algunos de los vehículos más deseados del mundo. Hoy, sin embargo, Bentley es una subsidiaria del Grupo Volkswagen y es conocida por fabricar vehículos que sufren anomalías y defectos. De hecho, según un artículo del periódico Telegraph de Inglaterra, Bentley quedó en último lugar en términos de seguridad entre los 37 fabricantes de automóviles que se evaluaron. En particular, según The Telegraph, las reparaciones en los vehículos Bentley fueron más caras que las de otros autos.

RESOLVER LAS DEMANDAS DE LA LEY LIMÓN:

Si su vehículo de alta gama resultó ser un dolor de cabeza, necesita una representación legal seria que lo ayude.   Nuestros abogados son expertos en el manejo de las quejas de la Ley Limón contra los fabricantes de vehículos de alta gama, de lujo y exóticos. Nuestros servicios legales son inigualables y no tienen costo para usted: el fabricante de su vehículo pagará todas sus facturas legales. Si su automóvil no ha cumplido con sus expectativas, ha dejado de funcionar o lo ha asustado al conducirlo, lo invitamos a llamar a CCA para una consulta gratuita: (833) LEMON-FIRM.

CCA  solo presta servicios a los consumidores de todo el estado de California y a las personas que compraron sus vehículos en California.

Mechanic acting as an expert witness in a lemon law case.

Testigos expertos en litigios sobre la Ley Limón

Por: Sepehr Daghighian, Esq.

Los experimentados abogados litigantes de CCA utilizan regularmente testigos expertos externos en los litigios de la Ley Limón para ayudar a entender, analizar y reforzar los casos de sus clientes.  Los casos bajo la Ley Limón a menudo involucran problemas técnicos complicados y hechos disputados. Por lo tanto, los expertos técnicos de automoción proporcionan conocimientos críticos, que permiten a nuestros abogados ofrecer resultados superlativos para nuestros clientes.

El uso de testigos periciales de la Ley Limón está permitido tanto en la Sección 720 del Código de Evidencias de California como en la Regla Federal de Evidencias 702.  En el contexto del Código de Pruebas de California, para poder calificar como testigo experto, el experto debe demostrar que “usted tiene conocimientos, habilidades, experiencia, formación o educación especiales suficientes para calificarlo como experto en el tema al que se refiere su testimonio”.  En el contexto federal, de manera similar, la Regla 702 requiere que los testigos expertos demuestren que sus “conocimientos científicos, técnicos o especializados de otro tipo ayudarán al probador de hecho a comprender las pruebas, o a determinar un hecho en cuestión”. Los testigos expertos en automoción que utilizan los abogados de CCA ayudan realizando inspecciones de vehículos, análisis científicos, revisando y opinando sobre las órdenes de reparación y los procedimientos de reparación, y proporcionando testimonios técnicos altamente cualificados a los jurados para ayudar a conseguir victorias en los juicios para nuestros clientes.  

Los expertos en automoción que utilizamos son algunos de los más calificados de la industria.  A menudo, los litigantes de la Ley Limón se enfrentan al testimonio experto de los fabricantes con personal, el cual debe ser revocado en el juicio.  Por lo tanto, los abogados de CCA utilizan técnicos automotrices maestros con décadas de experiencia, que a menudo están certificados por la ASE, y que están excepcionalmente bien informados en todos los aspectos de la tecnología automotriz.  El litigio de la Ley Limón involucra defectos complicados, nuevas tecnologías y reparaciones duraderas. Los expertos técnicos ayudan a analizar estos temas realizando inspecciones de vehículos, revisando los registros e investigando los defectos experimentados por nuestros clientes en cuanto a los problemas generalizados con vehículos similares.  Los expertos en automoción de CCA ayudan a nuestros abogados a entender estos asuntos y, cuando es necesario, ayudan a explicarlos al jurado.  

Además, los casos de la Ley Limón a menudo se refieren a si los concesionarios autorizados realizaron correctamente los procedimientos de reparación.  Los expertos técnicos ayudan a analizar las órdenes de reparación y los procedimientos del concesionario para determinar si el trabajo del concesionario estaba a la altura.  Además, los expertos en automoción de la Ley Limón llevan a cabo análisis científicos para ayudar a comprender los problemas que se plantean. Por ejemplo, nuestros expertos a menudo analizan muestras de fluidos de motores y transmisiones para entender las fallas del sistema del vehículo.  Estos análisis de fluidos químicos sirven como “análisis de sangre” para comprender científicamente la causa subyacente de los defectos de los vehículos. Estas pruebas pueden comprobar de manera concluyente que un sistema de vehículo es defectuoso, a pesar de que el fabricante afirma que no hay nada malo en el vehículo de nuestro cliente.  

Los expertos eficaces en automoción pueden significar la diferencia entre ganar y perder en un juicio en los casos de la Ley Limón.  Los abogados de CCA han litigado numerosos casos en los que los jurados se basaron en gran medida en el testimonio de expertos técnicos.  Por ejemplo, en los litigios relacionados con el defectuoso Módulo de Potencia Totalmente Integrado (“TIPM”) de FCA, nuestros abogados han utilizado expertos para analizar y explicar los fallos del sistema TIPM a la luz del historial de defectos evidenciados por los documentos internos de FCA.  Además, los expertos técnicos han sido cruciales para socavar las teorías de defensa con respecto a los fallos del TIPM y explicar por qué los protocolos de reparación de la FCA fueron insuficientes para abordar adecuadamente los muchos problemas del TIPM. 

El litigio de la Ley Limón a menudo implica cuestiones sutiles como problemas intermitentes, vacilaciones o sacudidas durante la aceleración, o cambios violentos de transmisión.  En tales casos, el testimonio de un testigo experto en la Ley Limón es fundamental para proporcionar un análisis neutral de la actuación del vehículo por parte de terceros.  

Los expertos en automóviles también se utilizan para superar los obstáculos que presentan los acusados en los juicios de la Ley Limón.  Por ejemplo, en un reciente caso de “aceleración involuntaria” juzgado por los abogados de CCA en Riverside, California, el acusado insistió (a través de un ingeniero de la empresa) en que no había ningún defecto en el vehículo y que no había ninguna aceleración involuntaria.  El testigo experto de nuestro cliente, sin embargo, se basó en sus décadas de experiencia y en una prueba de más de 1.000 millas del vehículo en cuestión para determinar de manera concluyente que el vehículo poseía un defecto y que la teoría del acusado en el caso no era defendible. Finalmente, el jurado emitió un veredicto a favor de nuestro cliente.  En estos y muchos otros casos, los expertos automotrices utilizados en asuntos relacionados con la Ley Limón son una pieza fundamental del rompecabezas para lograr un resultado exitoso para nuestros clientes.  

El litigio de la Ley Limón a menudo involucra problemas técnicos, sofisticados y matizados. Los abogados de CCA confían en los principales expertos de la industria para proporcionar una base técnica y científica para los reclamos bajo la ley Limón de nuestros clientes.  Si usted tiene un caso de Ley de Limón que requiere un alto grado de experiencia técnica, lo invitamos a contactar a nuestra firma para una consulta gratuita: (833) LEMON-FIRM.

CCA  solo presta servicios a los consumidores de todo el estado de California y a las personas que compraron sus vehículos en California.

Someone driving a car in the rain, experiencing water leaks.

Ley Limón y fugas de agua del vehículo

Por Sepehr Daghighian

En el soleado estado de California, no pasamos demasiado tiempo preocupándonos por la lluvia.  Sin embargo, cuando llega el invierno, los propietarios de los vehículos a menudo se encuentran con un fenómeno desagradable, maloliente, incómodo e incluso peligroso: las fugas de agua de los vehículos.  Los clientes de CCA a menudo disfrutan de meses de conducir sin problemas, sólo para encontrarse con problemas en el vehículo derivados de la intrusión de agua durante las primeras lluvias de la temporada.  Por ejemplo, la lluvia y la humedad pueden entrar en la cabina del vehículo a través del panel del techo o del sol, entrar en las puertas y en el portón trasero a través de fugas en los burletes, y empapar las tablas del suelo y la alfombra dejando entrar agua en la cabina del vehículo a través de varias aberturas.  

Afortunadamente, la mayoría de las fuentes de fugas de agua de los vehículos están cubiertas por las garantías “básicas” o “de parachoques a parachoques” de los vehículos.  Si el fabricante de su vehículo es incapaz de subsanar estas fugas después de un número razonable de intentos, su vehículo puede calificar para ser recomprado o reemplazado como un auto limón bajo la ley de California.  

Las fugas en la garantía de los vehículos no sólo son apestosas e incómodas, sino que también pueden suponer un riesgo para la seguridad.  Por ejemplo, en abril de 2019, Acura anunció que retiraba 323.000 de sus vehículos utilitarios deportivos MDX 2014-2019 porque las intrusiones de agua en la compuerta trasera del ascensor podían provocar daños en los componentes eléctricos, incluidas las luces traseras y las de freno.   

Los propietarios de los vehículos todoterreno Jeep Patriot y Compass de 2012 – 2018 también se han quejado extensamente de graves fugas en el techo del interior de sus vehículos.  Por ejemplo, los propietarios de Jeep se han quejado de que su “techo gotea cuando hay una fuerte tormenta”. Ocasionando que su coche apeste a leche en mal estado. A veces también sale agua de la guantera”.  A menudo, a pesar de llevar sus vehículos al concesionario para el servicio de garantía, Jeep no puede corregir las fugas. Al igual que las fugas de agua de Acura, estas fugas en el techo también pueden provocar cortocircuitos eléctricos porque el agua a menudo se introduce en las luces de la cúpula del vehículo.  

En octubre de 2017, Ford Motor Company emitió un retiro del mercado de 73,400 de sus furgonetas de tránsito 2015-2017, que se vieron perjudicadas por la intrusión de agua.  Según Ford, los síntomas de un problema incluyen señales de giro que parpadean demasiado rápido, una pérdida de la pantalla del panel de instrumentos, la pérdida de los controles del calentador y del aire acondicionado y la pérdida de las radios, las pantallas y todas las funciones multimedia.  Ominosamente, Ford advirtió que la intrusión de agua también podría provocar incendios en vehículos. Más tarde, en mayo de 2018, Ford amplió este retiro del mercado para incluir vehículos adicionales como el Transit-150, Transit-250, Transit-350 y Transit-350 HD.  

Los abogados expertos de CCA han manejado numerosos asuntos relacionados con la Ley Limón en nombre de clientes que experimentaron intrusiones de agua molestas, inconvenientes y peligrosas en sus vehículos.  Si el fabricante de su vehículo no ha podido reparar las fugas en su vehículo cubiertas por la garantía, lo invitamos a que nos llame hoy para una consulta gratuita: (833) LEMON-FIRM.  

CCA  solo presta servicios a los consumidores de todo el estado de California y a las personas que compraron sus vehículos en California.

The Lemon Firm discusses the common stalling concerns with Jeep Grand Cherokees and Dodge Durangos.

Jeep Grand Cherokee & Dodge Durango Stalling Concerns: The Hits Just Keep on Coming

By Sepehr Daghighian

Owners of FCA’s 2011 to 2013 Jeep Grand Cherokees and Dodge Durango have suffered through years of frustrating vehicle defects, repair half-measures, recalls, visits to the dealership, and continued vehicle defects.  Most recently, on November 14, 2019, FCA (Jeep and Dodge’s parent company) announced yet another recall to address the Grand Cherokee and Durango’s notorious stalling problem.  

Owners of 2011 to 2013 Jeep Grand Cherokees and Dodge Durango began complaining as early as 2011 about an extremely dangerous tendency by their vehicles to spontaneously shut off or not start.  Vehicle owners complained, particular while making turns, that their Grand Cherokees and Durangos would suddenly turn off, resulting in a loss of power and difficulty controlling the vehicle. Also, Grand Cherokees and Durango owners found that their vehicles would intermittently not start.  Adding insult to injury, when taking their vehicles under warranty to their authorized Jeep/Dodge dealerships, all too often, vehicle owners were told that there was “no problem found” or that nothing was wrong with their SUVs.  

By May of 2013, FCA traced the root of the dangerous stalling condition to the vehicle’s TIPM or Totally Integrated Power Module.  The TIPM serves as the electronic distribution system in Grand Cherokees and Durangos, distributing power to all of the vehicle’s components, including the fuel pump.  FCA found that, when the TIPM failed to provide power to the fuel pump, the fuel pump wouldn’t supply fuel to the motor, and the vehicle would either stall or not start.  By May of 2013, FCA prescribed a fix for the beguiling TIPM problem in the form of Star Case No.: S1308000399.  While the Star Case prescribed externalizing the fuel pump’s relay to the TIPM, the Star Case’s remedy was not immediately deemed a mandatory recall.  Therefore, countless Grand Cherokee and Durango owners continued to suffer through frustrating and dangerous no-starts and vehicle stalls.  

On August 21, 2014, the Center for Auto Safety (“CAS”) sent an investigation demand to National Highway Traffic Safety Administration (“NHTSA”) wherein it lambasted FCA for its TIPM and the half-measures, which had been implemented to address the stalling concerns.  The CAS Petition described, “The TIPM consists of a computer, electric relays, and fuses, and is responsible for distributing power throughout the entire vehicle. Not only do Chrysler’s faulty TIPMs result in vehicle stalling, they have also been implicated in airbag non-deployment, random horn, headlight, taillight, door lock, instrument panel and windshield wiper activity, power windows going up and down on their own, failure of fuel pump shutoff resulting in unintended acceleration, and fires.”  Many of these same defects have been experienced by CCA’s attorney’s clients. The Petition went on to state, “Chrysler owners seeking relief of these conditions are currently being forced to pay for TIPM replacement, and wait weeks or months for the part to become available, due to incredible demand. In the interim, these owners remain at the mercy of a defect which many have likened to the vehicle being possessed and uncontrollable. A look at consumer complaints filed with CAS suggests a better name for the TIPM – Totally Inept Power Module.”  

Only after CAS had petitioned NHTSA did FCA issue its first recall for the TIPM defect.  In December 2014, FCA issued Recall P54, which essentially prescribed the same fix that FCA was aware of in May of 2013 in the above Star Case.  Therein, FCA admitted that: “The Totally Integrated Power Module (TIPM) on about 188,000 of the above vehicles contains an internal fuel pump relay that could operate intermittently or fail without warning. An intermittent or failed fuel pump relay could cause the engine to stall while driving and cause a crash without warning.”  However, the P54 recall only applied to owners of 2011 Jeep Grand Cherokees and Dodge Durangos. Incredibly, owners of 2012-2013 vehicles, which were equipped with the same TIPM and suffered from the same dangerous defect, did not receive a recall. What is worse, even after P54 was applied to their vehicles, many Grand Cherokee and Durango owners continued to suffer from vehicle stalls and no-starts.  

Inexplicably, FCA waited until July 2015 (a full year and a half later) to issue recall P54 for 2012-2013 Grand Cherokee and Durango owners.  This new recall was called “R09” and also prescribed the same fix as the Star Case from May of 2013.  No explanation was given as to why FCA waited over 2-years to implement this fix as a recall.  What is worse, vehicle owners continued to suffer through vehicle stalls and no-starts even after the recall was applied to their vehicles.  Frustratingly, the FCA dealerships continued to tell them that “nothing was wrong” or would charge them for expensive repairs.  

Only very recently did FCA acknowledge what its customers have known all along: that the half-measures prescribed by the Star Case, Recall P54, and Recall R09 were insufficient to adequately address the stalling concern.  On November 14, 2019, FCA issued Recall V62, wherein it acknowledged that “Some 2011 through 2013 MY Dodge Durango vehicles that are included in the NHTSA Recalls [P54] and [R09] vehicle population may have had a fuel pump relay installed as a recall remedy that is susceptible to silicon contamination of the relay

contacts that can cause the relay to fail.  The vehicle population was determined to be all vehicles that are included for NHTSA Recalls [P54] and [R09], including all remedied and unremedied vehicles… The total affected vehicles for this model is 147,846.”  Incredibly, while some of the Durangos and Grand Cherokees are now nearly a decade old, the initial recall does not yet issue a fix for the TIPM problems, stating, “The remedy is currently under development.”

CCA’s attorneys are some of the most experienced in California with regards to the history of vehicle stalling and no-starts afflicting FCA’s vehicles (Jeep, Dodge, Chrysler, Ram, Fiat, and others).  If you’ve suffered through excessive repairs or if your FCA vehicle hasn’t delivered the quality that you were promised, we invite you to call us today for a free consultation with a Lemon Law professional: (833) LEMON-FIRM.